Untitled Document

Legislación para Cooperativas de Trabajo

INDICE

• Decreto 2015

• Resolución 1510/94

• Ley de Reforma Laboral Nº 25.877 - Art. 40

• Cooperativas de Trabajo - Decreto 2015/94 - Nuevo Régimen de habilitación y fiscalización

• Cooperativas de Trabajo – Tratamiento de un caso concreto por la D.G.I. – Criterio de la D.G.I. para inferir que una Cooperativa de Trabajo incurre en fraude laboral

• Derecho individual y colectivo – Jurisprudencia – Contrato de Trabajo

BOLETíN OFICIAL Nº 28.019 1ª Sección – Miércoles 16 de Noviembre de 1994

B.O. 16/11/94 Decreto 2015/94 ESTABLECESE QUE EL INSTITUTO NACIONAL DE ACCION COOPERATIVA NO AUTORIZARA EL FUNCIONAMIENTO DE COOPERATIVAS DE TRABAJO QUE PREVEAN LA CONTRATACION DE LOS SERVICIOS COOPERATIVOS POR TERCERAS PERSONAS UTILIZANDO LA FUERZA DE TRABAJO DE SUS ASOCIADOS

VISTO La ley 20337, y

CONSIDERANDO:

Que la citada ley norma la constitución y funcionamiento de las sociedades cooperativas.

Que el Instituto Nacional de Acción Cooperativa, organismo dependiente de la Secretaría de Industria del Ministerio de Economía y Obras y Servicios Públicos en su carácter de autoridad de aplicación, es el organismo encargado de autorizar y cancelar el funcionamiento de estas sociedades en todo el territorio de la Nación.

Que en los últimos años han proliferado cooperativas de trabajo que, en violación del fin de ayuda mutua y esfuerzo propio, principios rectores de su naturaleza, actúan en la práctica como agencias de colocaciones, limpieza, seguridad, distribución de correspondencia o empresa de servicios eventuales.

Que por lo tanto, un tipo asociativo basado en valores trascendentes de solidaridad, es así desvirtuado para aprovechar su estructura formal, situación ésta que permite obtener ventajas impositivas, eludiendo además las obligaciones para con la seguridad social generándose una evidente competencia desleal respecto de las empresas comerciales que brindan servicios similares.

Que por lo expuesto, se torna necesario limitar la autorización para funcionar a las cooperativas de trabajo que tengan por fin exclusivo la obtención de un logro comunitario, mediante el servicio personal en provecho o en beneficio directo de sus socios, impidiendo al Instituto Nacional de Acción Cooperativa, organismo dependiente de la Secretaría de Industria del Ministerio de Economía y Obras y Servicios Públicos, el registro de aquellas sociedades que suministran mano de obra a terceros.

Que en consideración a la situación descripta en el tercer y cuarto considerando resulta imperioso que la Dirección Nacional de Policía del Trabajo dependiente de la Secretaria de Trabajo del Ministerio de trabajo y Seguridad Social y la Dirección General Impositiva dependiente de la Secretaría de Ingresos Públicos del Ministerio de Economía y Obras y Servicios Públicos, procedan a verificar en el marco de sus respectivas competencias, la existencia de fraude laboral y/o evasión

de los recursos de la seguridad social, en todas las cooperativas de trabajo, dando intervención a la autoridad de aplicación de la ley 20337 de constatarse tales extremos.

Que a los efectos de lo dispuesto en el considerando anterior, el Instituto Nacional de Acción Cooperativa organismo dependiente de la Secretaría de Industria del Ministerio de Economía y Obras y Servicios Públicos, deberá suministrar a los precitados organismos la nómina de cooperativas de trabajo que continúen en actividad.

Que la presente medida encuadra en las facultades otorgadas al Poder Ejecutivo Nacional por el artículo 99, incisos 1) y 2) de la Constitución Nacional.

Por ello,

El Presidente de la Nación Argentina

DECRETA:

Artículo 1º - El Instituto Nacional de Acción Cooperativa, organismo dependiente de la Secretaría de Industria del Ministerio de Economía y Obras y Servicios Públicos de conformidad con las facultades que le otorga el artículo 106 de la ley 20337 no autorizará, a partir de la publicación del presente decreto, el funcionamiento de cooperativas de trabajo que, para el cumplimiento de su objeto social, prevean la contratación de los servicios cooperativos por terceras personas utilizando la fuerza de trabajo de sus asociados.

Art. 2º - La Dirección General Impositiva dependiente de la Secretaría de Ingresos Públicos del Ministerio de Economía y Obras y Servicios Públicos y la Dirección Nacional de Policía del Trabajo dependiente de la Secretaría de Trabajo del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, en el ámbito de sus respectivas competencias, precederán a verificar la existencia de fraude laboral y/o evasión de los recursos de la seguridad social, en aquéllas cooperativas que se encuentren en actividad, de conformidad con la información que deberá suministrar el Instituto Nacional de Acción Cooperativa, organismo dependiente de la Secretaría de Industria del Ministerio de Economía y Obras y Servicios Públicos, dentro de los 15 (quince) días hábiles administrativos contados a partir de la publicación del presente decreto.

Art. 3º - Las direcciones mencionadas en el artículo anterior, labradas las actuaciones de las que surja la existencia de fraude laboral y/o evasión a los recursos de la seguridad social, remitirán copia certificada de las mismas y su respectivo informe al Instituto Nacional de Acción Cooperativa, organismo dependiente de la Secretaría de Industria del Ministerio de Economía y Obras y Servicios Públicos dentro de los 5 (cinco) días hábiles administrativos de haberse producido la constatación pertinente, quien actuará de acuerdo a las facultades y atribuciones que le otorga la ley 20337.

 Art. 4º - Comuníquese, publíquese, dése a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívese. – MENEM. – Domingo F. Caballo. – José A. Caro Figueroa.

BOLETíN OFICIAL Nº 28.040 1ª Sección – Viernes 16 de Diciembre de 1994

Instituto Nacional de Acción Cooperativa

COOPERATIVAS

Resolución Nº 1510

Establécense las actividades comprendidas en el artículo 1º del Decreto Nº 2015/94.

Bs. As., 22/11/94

VISTO las disposiciones del Decreto N° 20151/94 y las facultades que en materia reglamentaria atribuye la Ley 20.337 en su artículo 106 al Instituto Nacional de Acción Cooperativa, y

CONSIDERANDO

Que a los efectos de las solicitudes de autorización para funcionar como Cooperativas que se presenten, que este organismo debe dictar según lo prevé el Art. 106 inc. 1 de la Ley de Cooperativas, resulta necesario fijar con precisión las pautas sobre las cuales se ha de proceder, implementándose de tal manera el Decreto 2015/94.

Que en el considerando tercero del decreto citado se enumeran algunas actividades que, por imperio de la norma, no corresponde autorizar.

Que, independientemente de aquella enumeración,. de los textos del decreto, introductorio y resolutivo, resultan directivas generales en el mismo sentido, correspondiendo en consecuencia fijar los criterios de aplicación por parte de la Gerencia de Registro y Consultoría Legal Cooperativa.

Que entre los tipos de actividad a los que se refiere el considerando tercero del Decreto 2015/94 se menciona a las Cooperativas de Seguridad y Vigilancia, respecto de las que se aprecia, independientemente de lo expresado en el decreto, que sus características resultan inadecuadas a la práctica de la democracia cooperativa, habida cuenta de la situación de preeminencia que detentan quienes están en condiciones de acceder a las autorizaciones extra cooperativas necesarias.

Que el mencionado Decreto, en sus textos más significativos en cuanto a las cooperativas de trabajo que deben entenderse comprendidas en la prohibición de matrícula, hace referencia a aquellas que "suministran mano de obra a terceros...." y a la " contratación de los servicios cooperativos por terceras personas utilizando la fuerza de trabajo de sus asociados " lo que resulta descriptivo de los casos en que se proporcione a terceros empresarios la fuerza de trabajo necesaria para la ejecución de las tareas específicas de estos últimos. Tal es el caso de las Cooperativas de cosecha, poda, tala, entre otros.

Que otras cooperativas de trabajo, aun cuando tengan por objeto actividades de servicios, es decir, no manufactureras, se encuentren en situación diferente de la descripción que precede, ubicándose,

en cambio, dentro de la contenida en el considerando quinto que hace referencia, para mantener la autorización a su respecto, a las Cooperativas de Trabajo que tengan por fin exclusivo la obtención de un logro comunitario, mediante el servicio personal en provecho o en beneficio directo de sus socios " Tal el caso de Cooperativas de Trabajo Docente, de Asistencia Hospitalaria, de Transporte de Pasajeros o de Carga, etc., que vayan a operar sus propios establecimientos o equipos.

Por ello, en uso de las facultades conferidas por el artículo 106 de la Ley 20.337 y el Decreto 1644/90.

EL DIRECTORIO DEL INSTITUTO NACIONAL DE ACCION COOPERATIVA
RESUELVE:

Artículo 1°.- Decláranse comprendidas en el artículo primero del Decreto 2015/94 las solicitudes de autorización para funcionar como cooperativa de trabajo que se vinculen con las siguientes actividades: Agencias de Colocaciones; Limpieza; Seguridad; Distribuciones de Correspondencia y Servicios Eventuales.


Asimismo se considerarán comprendidos aquellos casos en que la descripción del objeto social contenida en los estatutos revele que se trata de la venta de fuerza de trabajo o mano de obra a terceros para dedicarlas a las tareas propias o específicas del objeto social de los establecimiento de estos últimos, de tal manera que dicha fuerza de trabajo o mano de obra constituya un medio esencial en su producción económica.

Artículo 2°.- Respecto de las Cooperativas de Trabajo actualmente constituidas o que se constituyan en el futuro no se admitirán reformas estatutarias que incorporen al objeto social de las cooperativas actividades como las descriptas en el artículo anterior.

Artículo 3°.- Comuníquese, publíquese, dése a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívese. – Juan C. Herrera. – Raúl A. Guevara. – Jorge R. Bragulat.

Ley de Reforma Laboral Nº 25.877 - BO 19-III-2004.

Cooperativas de Trabajo

Art. 40 - Los servicios de inspección del trabajo están habilitados para ejercer el contralor de las cooperativas de trabajo a los efectos de verificar el cumplimiento de las normas laborales y de la seguridad social en relación con los trabajadores dependientes a su servicio así como a los socios de ella que se desempeñaren en fraude a la ley laboral.

Estos últimos serán considerados trabajadores dependientes de la empresa usuaria para la cual presten servicios, a los efectos de la aplicación de la legislación laboral y de la seguridad social.

Si durante esas inspecciones se comprobare que se ha incurrido en una desnaturalización de la figura cooperativa con el propósito de sustraerse, total o parcialmente, a la aplicación de la legislación del trabajo denunciarán, sin perjuicio del ejercicio de su facultad de constatar las infracciones a las normas laborales y proceder a su juzgamiento y sanción, esa circunstancia a la autoridad específica de fiscalización pública a los efectos del artículo 101 y concordantes de la Ley N° 20.337.

Las cooperativas de trabajo no podrán actuar como empresas de provisión de servicios eventuales, ni de temporada, ni de cualquier otro modo brindar servicios propios de las agencias de colocación.

Buenos Aires, 23 de Noviembre de 19 94

COOPERATIVAS DE TRABAJO - DECRETO 2015/94

NUEVO REGIMEN DE HABILITACION Y FISCALIZACIóN

El Poder Ejecutivo Nacional dictó el Decreto 2015/94 (B.O.: 16/11/94) considerando <que en los últimos años han proliferado cooperativas de trabajo que, en violación del fin de ayuda mutua y esfuerzo propio, principios rectores de su naturaleza, actúan en la práctica como agencias de colocaciones, limpieza, seguridad, distribución de correspondencia o empresa de servicios eventuales.

Que por lo tanto, un tipo asociativo basado en valores trascendentes de solidaridad, es así desvirtuado para aprovechar su estructura formal, situación ésta que permite obtener ventajas impositivas, eludiendo además, las obligaciones para con la Seguridad Social generándose una evidente competencia desleal respecto de las empresas comerciales que brindan servicios similares>.

En consecuencia se prohíbe a partir de la publicación del Decreto tratado que el Instituto Nacional de Acción Cooperativa autorice el <funcionamiento de cooperativas de trabajo que, para el cumplimiento de su objeto social, prevean la contratación de los servicios cooperativos por terceras personas utilizando la fuerza de trabajo de sus asociados>.

Por otra parte ordena a la Dirección General Impositiva y a la Policía de Trabajo que, en el ámbito de sus respectivas competencias, procedan a verificar la existencia de fraude laboral y/o evasión de los aportes y contribuciones a la Seguridad Social en las cooperativas existentes , según nómina que deberá proveer el INAC dentro de los 15 días hábiles administrativos contados a partir de la publicación del Decreto tratado.

Considerando que la D.G.I. ha elaborado pautas que le permiten presumir la existencia de fraude laboral y teniendo en cuenta el régimen de corresponsabilidad entre contratante y contratista por las obligaciones laborales y de la seguridad social de este último, sería razonable que las empresas clientes de este tipo de servicios auditaran la solvencia y grado de cumplimiento de sus cooperativas proveedoras. Dichas pautas serían según información oficial remitida a cámaras empresarias ante los reclamos por competencia desleal.

a) Que tanto del Estatuto, del Reglamento Interno o de las situaciones fácticas verificadas resulte que la Cooperativa mediante su Consejo de Administración ejercita funciones esencialmente patronales, impartiendo órdenes o instrucciones a sus asociados.

b) Que la retribución que percibieren los asociados en concepto de utilidades se encontrare “en proporción al trabajo efectivo cumplido por cada uno”, sin guardar relación con los beneficios sociales tendientes a retribuir el riesgo empresario.

c) Que los presuntos asociados prestaren la mayor parte de su actividad a la Cooperativa en forma personal y habitual mediando o no exclusividad.

d) Que los socios se ajustaren estrictamente a las disposiciones de la Cooperativa en lo que respecta a tareas a realizar, comportamiento disciplinario, horario de trabajo, asistencia y puntualidad en la concurrencia a sus labores.

e) Que los pseudo asociados fueren objeto de sanciones disciplinarias en el caso de ausencias del lugar de trabajo, encontrándose obligados a preavisar las mismas siendo pasibles de descuento en la percepción de sus beneficios pecuniarios para tales casos.

De hecho y si la Dirección General Impositiva aplica estos criterios para presumir que una cooperativa de trabajo se encuentra en fraude a la ley laboral, independientemente de los resultados judiciales que se deriven, las empresas que utilicen como proveedores a Cooperativas que se encuadren en las pautas enunciadas incurren en elevados riesgos por la citada corresponsabilidad .

CONSEJO DIRECTIVO


Buenos Aires, 25 de Enero de 1995

COOPERATIVAS DE TRABAJO

TRATAMIENTO DE UN CASO CONCRETO POR LA D.G.I.

CRITERIO DE LA D.G.I. PARA INFERIR QUE UNA COOPERATIVA

DE TRABAJO INCURRE EN FRAUDE LABORAL

La Dirección General Impositiva por Resolución del Director de Coordinación Operativa y la Jefa del Departamento Impugnaciones Nº 904/94, resolvió en un caso particular desestimar la impugnación formulada por una Cooperativa de Trabajo a una acta de inspección en la cual se consideró empleados dependientes a sus <asociados>.

Es interesante destacar los argumentos del Organismo de Contralor, porque proporciona indicios sobre cuál será su actitud para tratar los casos de cooperativas de trabajo que el Decreto 2015/94 le ordena inspeccionar en función a un listado que debe proporcionarle el INAC. Este conocimiento posibilitará a las empresas que contratan con estas sociedades la provisión de servicios de personal, tomar los recaudos necesarios para dejar a salvo su responsabilidad solidaria.

En principio la Resolución hace hincapié en la Instrucción General 138/93 (D.P.N.F.), norma interna de la Dirección, que establece para las Cooperativas de Trabajo:

“ ... B) La existencia de simulación o fraude laboral se inferirá cuando:

1) Que tanto del Estatuto, del Reglamento Interno o de las situaciones fácticas verificadas, resulte que la Cooperativa mediante su Consejo de Administración ejercita funciones esencialmente patronales, impartiendo órdenes o instrucciones a sus asociados ... “

Es interesante hacer notar que desde la sanción de la Ley 20337 han proliferado cooperativas de trabajo prestadoras de servicios de personal (limpieza, vigilancia, servicios eventuales, carga y descarga, etc.) que ocupan gran cantidad de personal. En estas circunstancias es imprescindible que la sociedad se dé una organización que le permita coordinar y controlar los trabajos, creando jerarquías, reglamentos de trabajo y sanciones para los casos de incumplimiento, bajo apercibimiento de caer en la anarquía y no poder cumplir sus objetivos. Pero esta necesidad parecería oponerse al espíritu cooperativo, según el cual cada hombre vale un voto cualquiera sea su capital y todas las decisiones son recurribles ante la Asamblea. Sin embargo y por las necesidades operativas citadas, en la práctica todas las grandes cooperativas de trabajo tienen una organización jerárquica y disciplinaria que implica pautas de subordinación. Si la Dirección inferirá el fraude laboral cuando se dé esta circunstancia, la mayoría de ellas estará en infracción.

“2) Que la retribución que percibieren los asociados en concepto de utilidades, se encontrare “en proporción al trabajo efectivo cumplido por cada uno”, sin guardar relación con los beneficios sociales tendientes a retribuir el riesgo empresario” .

Esta presunción de fraude laboral porque los asociados perciban su participación en las utilidades en función al trabajo aportado y no a su capital parece irrazonable, porque justamente

0se es el espíritu de la ley. Sin embargo del texto de la Resolución comentada parece surgir el criterio de interpretación.

En la mayoría de las grandes cooperativas de trabajo los asociados perciben mensualmente un monto en concepto de <Anticipos de Retornos> o <Asignación Trabajo Asociados>. En el primer

caso se trata de un préstamo a cuenta de futuras utilidades; en el segundo es una pérdida. En el sistema de recaudación previsional se ha mantenido coherentemente un criterio a través de los años:

para que lo percibido por los socios de cualquier sociedad no sea considerado remuneración, debe fundarse en utilidades líquidas y realizadas . Cualquier otra forma de contabilización (como pérdida o gasto o a cuenta de utilidades futuras y a realizar –con las excepciones de la nueva ley previsional sobre los directores de sociedades anónimas-), ha sido interpretado como sueldo.

Esto es también un grave problema para las cooperativas de trabajo: no sería razonable que un asociado trabaje todo el año para cobrar recién al final; pero con las actuales formas de contabilización y la interpretación de la Dirección General Impositiva, estarían todas en <fraude a la ley laboral>.

“3) Que los presuntos asociados prestaren la mayor parte de su actividad a la Cooperativa en forma personal y habitual mediando o no exclusividad”.

Esta pauta sólo debería considerarse en unión a las dos anteriores. En una cooperativa genuina, en la cual los asociados participen activa y realmente en las decisiones sociales, no debería ser presunción de fraude la dedicación total en forma personal.

“5) Que los pseudo asociados fueren objeto de sanciones disciplinarias en el caso de ausencias del lugar de trabajo, encontrándose obligados a preavisar las mismas, siendo pasibles de descuento en la percepción de sus beneficios pecuniarios para tales casos”.

Para este punto caben los mismos comentarios que los efectuados al 1).

Otro aspecto relevante para la Autoridad de Aplicación según la Resolución tratada, es el de los aportes de los asociados como Autónomos. Interpreta que la Resolución 183/92 INAC “ ... pone a cargo de las cooperativas realizar las aportaciones al régimen previsional en el sistema de trabajadores autónomos. Por ello, si bien el sujeto pasivo de la obligación previsional generada como consecuencia del desempeño de un trabajo autónomo dentro del marco de la cooperativa de trabajo es el asociado, la resolución crea en cabeza de dichas cooperativas una responsabilidad por deuda ajena, en virtud de la cual debe responder por el incumplimiento de dicha obligación.

Aún en el caso que se decidiera que los asociados no se encuentran en relación de dependencia, al no haberse demostrado el cumplimiento con el sistema de trabajadores autónomos, la cooperativa sería la responsable de la deuda generada”.

Sobre este tema y referido a la Resolución 183/92 INAC, continúa opinando el dictaminante:

“ Si como también se expresa en los considerandos de la citada Resolución, una de las razones para su dictado es “evitar la utilización del ropaje cooperativo con el mero objeto de eludir el cumplimiento de las obligaciones y cargas de los regímenes previsionales y de la seguridad social” , que se produce por el vacío normativo existente sobre el tema, el incumplimiento de las obligaciones impuestas en la resolución, lleva a considerar a “contrario sensu” que se utilizó la figura asociativa con el objeto de excluir la relación del ámbito laboral” .

Como conclusión puede extaerse que la Dirección consideraría que, en el caso de no haber efectuado los asociados los aportes y contribuciones a autónomos y tampoco la cooperativa, esto sería una presunción que la misma está organizada en fraude a la ley laboral.

De lo expuesto surge que en el curso de las inspecciones que le ordena el Decreto 2015/94, la Dirección General Impositiva considerará a muchas de las grandes cooperativas de trabajo proveedoras de servicios de personal, incursas en simulación o fraude laboral y procederá a gravar los montos percibidos por sus asociados tomándolos como remuneraciones.

Esto indudablemente generará un conflictiva discusión judicial, pero, independientemente de sus resultados, las empresas que contratan este tipo de servicios deberían asegurarse que sus proveedores no incurren en los puntos tratados, por cuestiones de solidaridad.


DERECHO INDIVIDUAL Y COLECTIVO

JURISPRUDENCIA

CONTRATO DE TRABAJO

Despido / Cooperativa / Relaciones con sus asociados / Supuestos de fraude laboral

1. Los miembros de una cooperativa no pueden ser colocados como mano de obra para terceros porque, en ese caso, pasan a tener una relación dependiente con todas la características propias.

2. La cooperativa no es una empresa de servicios eventuales, actividad ésta que les está vedada (res. 2015/94 IANC).

3. Las relaciones de una cooperativa con sus asociados debe ser debidamente probada puesto que la situación se presta al fraude laboral.

CNTrab., sala VI, octubre 31-997. – Espinoza, Angel R. c. Bicon Coop. de Trabajo de Vigilancia Ltda..

Buenos Aires, octubre 31 de 1997

El doctor Fernández Madrid dijo:

La demandada y la perito contadora apelan la sentencia de primera instancia.

La parte hace hincapié en que se trata de una cooperativa legítima que no tiene dependientes sino asociados, a los cuales ubica en distintos objetivos.

En principio existe un error conceptual porque los miembros de una cooperativa no pueden ser colocados como mano de obra para terceros porque en ese caso pasan a tener una relación dependiente con todas sus características propias.

En otro términos, la cooperativa no es una empresa de servicios eventuales, actividad que les está vedada (res. 2015/94 IAN).

Las relaciones de una cooperativa con sus asociados debe ser debidamente probada puesto que la situación se presta al fraude laboral y en el caso, lo que se demuestra es que la mentada cooperativa era una empresa de vigilancia y no surge que la relación con el actor haya respondido típicamente a los requisitos de la ley 20.337. Puntualizó al respecto, que si bien aparece registrada y autorizada para funcionar como cooperativa no registra inscripto ningún reglamento ante la autoridad de

aplicación y de la testimonial de fs. 83 y 99 surge que nos encontramos ante una organización empresaria para la cual el actor prestaba servicios con la particularidad de que el informe contable no permite determinar el carácter de miembro de la cooperativa del actor, y los libros de diario contienen asientos globales sin identificar las operaciones efectuadas, y en la parte de los retornos no se establece lo que correspondería a cada miembro, lo que significa que la entidad funcionaba de manera irregular.

Por lo expuesto y argumentos propios del fallo apelado propicio se lo confirme con costas a cuyos efectos estimo los honorarios de los presentantes de fs. 157 y 169 en el ... % de lo regulado en la etapa anterior.

Los honorarios regulados en primera instancia los considero adecuados al mérito y extensión de los trabajos profesionales cumplidos a excepción de los de la perito contadora que deben ser elevados al ... % del monto de condena con intereses.

El doctor Capón Filas dijo:

I. Las irregularidades contable y las declaraciones testimoniales muestran que la cooperativa no era nada más que una máscara formal para ocultar la relación laboral subyacente.

II. Por ello y teniendo en cuenta las consideraciones del doctor Fernández Madrid, adhiero a la solución propuesta.

III. Así voto.

En atención al resultado del presente acuerdo, el tribunal resuelve: 1. Confirmar la sentencia apelada, con costas, salvo respecto de la regulación del honorarios a la perito contadora que se elevan al ... % del monto de condena con intereses; II. Regular los honorarios de alzada a los presentantes de fs. 157 y 169 en “ ... % de lo regulado en la instancia anterior. – Juan Fernández Madrid. – Rodolfo E. Capón Filas.

Untitled Document
Unión del Personal de Seguridad de la República Argentina
Personería Gremial N° 1.332
Delegación Central: Tucumán 3689 - Capital Federal - (C1189AAS) - Tel: 4959-6500
Copyright © 2003, 2004, 2005 U.P.S.R.A