Untitled Document
Octubre 2007

UPSRA en Congreso Panamericano de Seguridad Privada

Buenos Aires, 12 de Octubre 2007 (CROSIND) - Del 12 al 14 de septiembre en la ciudad de Buenos Aires, la Federación Panamericana de Seguridad Privada organizó su 5º Congreso Internacional bajo la consigna “Obligación Política y Responsabilidad Ciudadana”. La Unión Personal de Seguridad de la República Argentina (UPSRA) fue la organización sindical invitada al evento internacional del empresariado del sector por parte de la Cámara Empresaria Argentina (CAESI), y donde su máximo representante, el Dr. ángel Alberto García, se refirió a la situación de los trabajadores que representa la UPSRA.
A lo largo de su exposición, el dirigente del gremio del personal de la seguridad privada manifestó que aún no obtuvieron soluciones para el trabajo no registrado y que espera que las empresas “tengan en cuenta cuáles son los riesgos de trabajar con una empresa clandestina, porque en la medida que una empresa no pueda cubrir los costos que están debida y públicamente conocidos ponen en una situación de riesgo a los trabajadores ya que no le van a poder pagar lo que nosotros pretendemos”. También hizo hincapié en la capacitación, “uno de los aspectos esenciales para jerarquizar la actividad, que va en beneficio tanto para el trabajador como para el empresario”.


En el marco de la quinta edición del Congreso Internacional de la Federación Panamericana de Seguridad Privada - “Obligación Política y Responsabilidad Ciudadana”, el conductor la Unión Personal de Seguridad de la República Argentina (UPSRA), Dr. ángel Alberto García, expuso ante trabajadores y empleadores varios de los muchos temas que afectan a esta actividad en los distintos países desde la experiencia argentina.
En primer lugar se refirió al trabajo no registrado, una cuestión sobre la que todavía no tienen respuestas de parte del gobierno más allá de que la organización gremial que representa firmó un convenio con la cámara empresaria y el Ministerio de Trabajo de la Nación para incentivar las inspecciones a todo tipo de personal no registrado de empresas clandestinas.
Según García, “no tenemos el acompañamiento del Estado para poder erradicar definitivamente este tema. Y por el otro lado, las cifras oficiales dicen que no hay desocupación, cuando la realidad indica que el 50% es personal subocupado que están incorporados en estos famosos planes trabajar y todo esto que ha ido proliferando que atenta absolutamente contra la salud de la población contra este estado de cosas que lamentablemente venimos soportando, y en nuestra actividad un trabajador debe estar debidamente registrado para saber a quién se contrata”.
A criterio del secretario general de la UPSRA , cuando las empresas contratantes acuerdan con empresas de seguridad privada no registradas, ponen en riesgo su propia actividad, su propia empresa y su propio organismo de Estado “porque también hay dependencias estatales que contratan empresas no registradas y esto es un riesgo tremendo porque bien sabemos que al no tomarse debidamente los antecedentes que pueda tener ese trabajador de seguridad, ese vigilador o custodio, se está entrando en un campo sinuoso, en un campo peligroso para la responsabilidad también de la empresa que contrata”.
Ante la concurrencia, el máximo referente del gremio de los trabajadores de la seguridad privada en la Argentina dejó en claro que aquella empresa que contrata por debajo los veinte pesos y pico por hora de promedio que paga la actividad, está incurriendo en una práctica ilícita. “Sabemos –señaló el Dr. García– que hay empresas que están facturando valores por debajo de esa cifra, hay algunas que son realmente alarmantes, porque seguramente no pueden cumplir con sus obligaciones fiscales o de obra social”.
En ese orden, el secretario general nacional de la UPSRA remarcó la importancia de alertar a las empresas contratantes “de este flagelo que se sigue manteniendo en  nuestro país, para que tengan en cuenta cuáles son los riesgos de contratar una empresa clandestina, una empresa no registrada con personal en negro”. Y añadió que estos son los temas que más le preocupan porque en la medida que una empresa no pueda cubrir los costos públicamente conocidos, ponen en una situación de riesgo a los trabajadores porque no le va a poder pagar lo que corresponde.
“Por eso –sostuvo García– siempre decimos que queremos empresas con mayúsculas, empresas serias para que los trabajadores también tengan la protección que deben tener a la otra de trabajar. Este era uno de los ejes centrales a los que me quería referir porque es uno de los temas que nosotros debemos combatir y en esto necesitamos que el Estado nos acompañe”.

En cuanto a la situación laboral de los trabajadores de la seguridad privada en el país, el secretario general de la UPSRA aseguró que la evolución se traduce en cada una de las convenciones colectivas de trabajo que se han ido firmando a través de la historia de esta actividad por intermedio de la entidad gremial que hoy preside. “Nuestra actividad es una de las más jóvenes que se ha institucionalizado ya que data desde la creación de nuestro gremio, el 20 de julio de 1970. En ese entonces contábamos nada más que con 8.000 trabajadores de seguridad privada, pero hoy hay más de 220.000 trabajadores en todo el país, o sea ha habido una evolución de manera progresiva, permanente y que hemos ido acompañando”, señaló el máximo dirigente de la UPSRA. Y subrayó que “recién el año 92 pudimos renovar la convención colectiva de trabajo 1575, la fundacional y allí aparecen los primeros beneficios como la antigüedad, las categorías, porque antes no tenía nada la actividad; esto evidentemente también redunda en beneficio del sector empresario, nosotros siempre decimos que no es una actividad que únicamente pertenece a un sector o que un solo sector se va a beneficiar, cuando se beneficia el sector trabajador se beneficia el sector empresario y viceversa, esto lo tenemos bien claro, precisamente con quienes integran la cámara empresaria y a cada momento lo señalamos y por ahí discutimos como corresponde cuando tratamos salarios, pero siempre sin perder de vista esta premisa”.

Además indicó que desde el convenio último –el 194/92–, el gremio ha renovado casi un 80% del articulado de la convención colectiva de trabajo. “Esto –dijo García– habla de una clara vocación negociadora, tanto del sector de los trabajadores como del acompañamiento del sector empresario, y trata además un paralelismo con una frase célebre que se instaló en el Pacto de la Moncloa en España donde decía que ‘gremio que no renueva, gremio que no negocia, gremio que tiende a desaparecer', y contrariamente a eso, hemos tratado de ir incorporando y actualizando todo el articulado”.
Con relación a las cooperativas, el representante de la UPSRA afirmó que “un gran número de ellas lamentablemente practican la competencia desleal porque no cumplen con lo que la legislación en la materia y por supuesto la ley de cooperativas le tiene prescripto, entonces esto también atenta contra el trabajador y contra las empresas. Sin embargo, García opinó que tiene que haber competencia leal para que esta actividad pueda mejorar, pueda perdurar y se pueda jerarquizar en un futuro.  

Por último, el expositor hizo hincapié en la capacitación, “uno de los aspectos esenciales para jerarquizar la actividad, que va en beneficio tanto para el trabajador como para el empresario”. Al tiempo que adelantó la próxima inauguración de una escuela de capacitación profesional que va a funcionar en la Av. álvarez Thomas al 1700 donde “todos los compañeros y compañeras de seguridad privada afiliados al sindicato y a la obra social podrán acceder a estos cursos de manera gratuita, con esto creo que estamos beneficiando al trabajador que a veces algunas empresas le cobran estos cursos, y evidentemente también a las empresas cuando la empresa se hace cargo del pago de esto”.

Untitled Document
Unión del Personal de Seguridad de la República Argentina
Personería Gremial N° 1.332
Delegación Central: Tucumán 3689 - Capital Federal - (C1189AAS) - Tel: 4959-6500
Copyright © 2003, 2004, 2005 U.P.S.R.A