Untitled Document

ARTICULO 50.- El personal de las empresas de Seguridad Privada podrá aprehender a personas “in fraganti delito”, debiendo comunicar en forma inmediata a la autoridad policial o judicial competente tal circunstancia (ARTICULO 16 de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires).

ARTICULO 51.- SINIESTROS. OBLIGACIóN DE COLABORACIóN Y ASISTENCIA. En caso de catástrofe o emergencia, el personal de vigilancia tendrá la obligación de colaborar y asistir a las autoridades de seguridad pública y actuará bajo sus órdenes.

ARTICULO 52.- UNIFORME. El personal de vigilancia sólo podrá prestar los servicios de seguridad privada vistiendo uniforme y ostentando el distintivo de la empresa a la cual pertenezca y su identificación personal.

ARTICULO 53.- CAPACITACIóN. El personal de vigilancia conforme su categorización “con o sin armas”, tendrá distintos niveles de exigencias y capacitación conforme lo indicado en la presente Ley y la reglamentación.

ARTICULO 54.- UTILIZACIóN DE MEDIOS MATERIALES Y TECNICOS. Para cumplir con las funciones expresamente contempladas en la presente y su reglamentación, el personal habilitado sólo podrá utilizar los medios materiales y técnicos allí indicados y aquellos otros que determine, apruebe y homologue, en su caso, la Autoridad de Aplicación.
Los vehículos que sean utilizados por las Empresas de servicios de seguridad privada deberán estar registrados y debidamente autorizados por la Superintendencia de Servicios de Seguridad Privada. Se prohíbe la utilización de siglas, denominaciones, distintivos o vehículos que puedan confundirse con los utilizados por las Fuerzas Armadas o de Seguridad Pública.

ARTICULO 55.- ESCOLTAS PRIVADOS. Los Escoltas Privados sólo podrán prestar el servicio previsto en el artículo 9° inciso 2).
Prestarán exclusivamente las funciones de acompañamiento, defensa y protección de personas determinadas.
Este servicio deberá estar expresamente autorizado por la Superintendencia de Servicios de Seguridad Privada en cada caso.
Quedan exceptuados del uso de uniformes y escudos identificatorios, sin perjuicio de ello estarán obligados a llevar la credencial de la empresa para la cual prestan servicios, en la que consten los datos personales, el nombre de la empresa para la que prestan servicios y la vigencia de habilitación. Si se trata de personal autorizado a portar armas deberán exhibir, en caso de ser requerida, la autorización expedida por la Autoridad de Aplicación.

ARTICULO 56.- DETECTIVES PRIVADOS.- Los detectives privados serán personal de las Agencias de Detectives. Tendrán por funciones exclusivas aquellas que se establecen como actividades específicas de las Agencias de Detectives previstas en el artículo 9º inciso 11) de la presente.
Los detectives privados no podrán arrogarse funciones que son propias de la seguridad pública.
Las pruebas que obtengan en el desarrollo de sus actividades se regirán por las normas del Código Procesal Penal de la Provincia de Buenos Aires.
No podrán utilizar armas de fuego durante la prestación de sus servicios, aunque se encuentren habilitados a título personal por las autoridades nacionales para su portación o tenencia.
Están obligados a llevar la credencial que los identifique como tales, expedida por la Superintendencia de Servicios de Seguridad Privada, donde conste la empresa para cual prestan servicios, sus datos personales identificatorios y la habilitación en vigencia.
Quedan exceptuados del uso de uniformes y escudos identificatorios.


CAPITULO VIII
FORMACION Y CAPACITACION

ARTICULO 57.- La formación y capacitación se atendrá a los siguientes principios:
1. Los prestadores del servicio de seguridad privada deberán contar, aún cuando se tratare de quienes hayan revistado en las fuerzas armadas, de seguridad, policiales, servicio penitenciario u organismos de inteligencia, con la adecuada formación y actualización profesional y especializada conforme a las distintas funciones establecidas en la presente ley.
2. La Autoridad de Aplicación deberá diseñar y aprobar planes de estudio, de capacitación y formación profesional especializada. Asimismo determinará el o los centros para el dictado de los cursos de capacitación y formación profesional, pudiendo delegar esta función en entidades públicas o privadas con reconocimiento estatal.
3. Las personas que integren o dirijan dichas entidades privadas o dicten los cursos para el personal de la seguridad privada estarán sujetas a las inhabilidades e incompatibilidades establecidas en el artículo 18 de la presente.
4. Asimismo los prestadores de todos los servicios de seguridad privada incluidos en esta Ley están obligados a establecer y arbitrar los medios administrativos, técnicos y económicos necesarios para entrenar a su personal en función de adecuar su desempeño profesional a los principios de legalidad, congruencia, razonabilidad y proporcionalidad establecidos en el artículo 3° de la presente Ley, así como también a los principios básicos de actuación establecidos en el artículo mencionado.
5. La Autoridad de Aplicación establecerá un Programa de Capacitación de Guardias Vecinales de Seguridad Privada y determinará los lugares donde se impartirá dicho Programa. El cumplimiento del mismo será obligatorio para quienes soliciten la habilitación.


CAPITULO IX

OBLIGACIONES DE LOS USUARIOS DE SERVICIOS DE SEGURIDAD PRIVADA

ARTICULO 58.- Quienes contraten servicios de seguridad privada con una empresa de servicios de seguridad privada, o con una empresa de control de admisión y permanencia, están obligados a constatar que el prestador acredite las habilitaciones exigidas por esta ley y su reglamentación.
Quienes contraten Guardias Vecinales de Seguridad Privada están obligados a cumplir con todos los requisitos que se establecen en el CAPíTULO IX de esta normativa.
En ambas situaciones la contratación de servicios de seguridad privada con prestadores no habilitados por la Superintendencia de Servicios de Seguridad Privada, será objeto de las sanciones pecuniarias de conformidad a lo establecido en el régimen legal previsto y su reglamentación.


 

CAPITULO X
USO DE ARMAS

ARTICULO 59.- Solo podrán portar las armas permitidas en esta Ley durante la prestación del servicio el personal de las empresas de servicios de seguridad privada, entendiéndose por tal al Jefe de Seguridad y al personal de vigilancia. También se podrá autorizar la portación de armas a las escoltas privadas, al personal que custodia mercaderías en tránsito, y al personal que realice las actividades descriptas en el artículo 9° incisos 6) y 7).
La portación se realizará en la condiciones y con los límites establecidos en esta Ley y las que en su consecuencia establezca la Superintendencia de Servicios de Seguridad Privada.
En ningún caso este personal estará autorizado a llevar armas en predios comerciales privados de libre acceso al público y/o cuando en razón de sus servicios debiera estar en contacto directo con éste, salvo autorización expresa de la Superintendencia.
No se podrán utilizar armas que superen el calibre 38. Las excepciones a esta prohibición deberán ser autorizadas por la Superintendencia de Servicios de Seguridad y constar en forma precisa en la credencial del personal autorizado a su portación.
El personal autorizado deberá estar en posesión de la autorización de portación expedida por la Autoridad de Aplicación cuando esté cumpliendo el servicio.

ARTICULO 60.- A fin de obtener la autorización correspondiente para su portación durante el servicio el personal de las empresas de servicios de seguridad deberá acreditar el cumplimiento de los ejercicios de tiro bajo la supervisión de la entidad que reglamentariamente determinará la Superintendencia de Servicios de Seguridad.

ARTICULO 61.- La empresa a la que pertenezca el Jefe de Seguridad, el personal de vigilancia y las escoltas privadas, será responsable del cumplimiento de todos los requisitos impuestos por la autoridad de aplicación al personal por esta Ley y la reglamentación que se dicte en consecuencia.

ARTICULO 62.- Fuera del servicio, las armas reglamentarias deberán estar depositadas en los armeros de los lugares de trabajo o en los de la Empresa de Seguridad. Deberá existir un libro-registro de entrada y salida de armas en el que se anotará en cada relevo las armas depositadas y las armas que utilizan los vigiladores.


 

CAPITULO XI
GUARDIAS VECINALES DE SEGURIDAD PRIVADA

ARTICULO 63.- El servicio de Guardia Vecinal de Seguridad Privada es una prestación individual realizada por una persona física regida por esta Ley y el Contrato de Servicio de Guardia Vecinal de Seguridad Privada que como Anexo forma parte integrante de la misma.
Los Guardias Vecinales de Seguridad Privada no podrán formar cooperativas de trabajo o de servicios que tengan por objeto el servicio de seguridad privada.

ARTICULO 64.- OBJETO. Esta prestación tendrá por objeto la custodia de objetivos fijos y las personas y los bienes que en ellos se encuentren y sus adyacencias. Por objetivos fijos de custodia se entenderán los domicilios particulares y comercios minoristas.
No se podrán asignar a los Guardias Vecinales de Seguridad Privada otras tareas ajenas a la función de seguridad y vigilancia que deben ejercer.
Las modalidades en que el servicio se cumpla deberán incluirse en el contrato contenido en el Anexo de esta Ley. Cuando se trate de la instalación de garitas en la vía pública las mismas deberán estar autorizadas por la Municipalidad.
Se encuentra permitido la realización de rondas en adyacencias al predio objeto del servicio de Guardia Vecinal de Seguridad Privada.

ARTICULO 65.- El servicio se prestará por personas previamente habilitadas por la Superintendencia de Servicios de Seguridad Privada y estarán sujetas a su control administrativo.

ARTICULO 66.- PROHIBICIóN. Los Guardias Vecinales de Seguridad Privada tienen prohibición de portar armas.

ARTICULO 67.- OBLIGACIóN DE COMUNICACIóN. Los Guardias Vecinales estarán obligados a comunicar inmediatamente a la autoridad policial hechos y circunstancias que pongan en peligro la seguridad del vecindario donde presten sus servicios. A efectos de mantener debidamente informadas a las fuerzas policiales de todo hecho presumiblemente delictivo o contravencional, deberán usar un sistema de comunicación adecuado, cuya provisión y mantenimiento estará a cargo de los usuarios de dicho servicio.
No podrá prestarse el servicio de Guardia Vecinal de Seguridad Privada cuando se carezca de los medios de comunicación adecuados.

ARTICULO 68.- SOLICITUD. Aquellas personas que pretendan prestar servicios de seguridad privada de manera individual, deberán solicitar por escrito a la Superintendencia de Servicios de Seguridad Privada la habilitación. Dicho requerimiento será efectuado por escrito, acompañado por la documentación requerida, y la acreditación del cumplimiento del curso de capacitación para Guardias Vecinales de Seguridad Privada, que establecerá la reglamentación.
La Autoridad de Aplicación procederá a comprobar el cumplimiento de los requisitos formales y sustanciales, así como también la ausencia de los impedimentos legales. Cumplidos los requisitos decidirá sobre su otorgamiento.

ARTICULO 69.- MODIFICACIONES CONTRACTUALES. Toda modificación a la relación contractual deberá ser sometida a la autorización y control de la Autoridad de Aplicación.

ARTICULO 70.- REGISTRO DE HABILITACIONES. La habilitación deberá ser renovada anualmente ante la Autoridad de Aplicación y constará en el Registro de Habilitaciones de Guardias Vecinales de Seguridad Privada de la misma, en donde se asentarán las altas, las bajas, los objetivos a cubrir, y se conservará un ejemplar original sellado del contrato de locación de servicios de Guardia Vecinal de Seguridad Privada.

ARTICULO 71.- CREDENCIAL. La Superintendencia de Servicios de Seguridad extenderá una credencial a quien sea habilitado como Guardia Vecinal de Seguridad Privada, donde constará:
1. Foto
2. Nombre completo
3. DNI
4. Numero de alta y fecha
5. Vencimiento
6. Lugar de cumplimiento de la prestación.

ARTICULO 72.- La utilización de la credencial es obligatoria durante el cumplimiento del servicio de guardia. Deberá estar ubicada en forma visible en la vestimenta.

ARTICULO 73.- Son requisitos para el otorgamiento de la habilitación:
1.Ser ciudadano argentino –nativo naturalizado o por opción-.
2.Ser mayor de edad.
3.Estar inscripto como monotributista.
4.Tener domicilio y residencia habitual en el Municipio donde se cumplirá el contrato.
5.Realizar el examen psicofísico que establezca la Superintendencia de Servicios de Seguridad Privada, que deberá renovarse anualmente.
6.Acreditar el cumplimiento del curso de capacitación para Guardia Vecinal de Seguridad Privada.

ARTICULO 74.- INHABILIDADES E INCOMPATIBILIDADES DE LOS GUARDIAS VECINALES DE SEGURIDAD PRIVADA. No podrán ser habilitados como guardias vecinales de seguridad privada:
1. Quienes tengan antecedentes penales por condenas o procesos judiciales en trámite por delitos dolosos, o culposos relacionados con la actividad.
2. Quienes hayan sido excluidos de las fuerzas armadas, de seguridad, policiales, del servicio penitenciario, u organismos de inteligencia por delitos o faltas administrativas.
3. Quienes se beneficiaron con las leyes 23.492 y 23.521 e indultados por hechos que constituyan una violación a los derechos humanos.
4. Quienes hayan sido inhabilitados por infracciones a la presente Ley, ya sea en calidad de Guardias Vecinales de Seguridad Privada, o como personal de empresas de servicios de seguridad privada.
5. Quienes sean personal en actividad de las Fuerzas Armadas, de Seguridad, policiales, del Servicio Penitenciario u organismos de inteligencia.

ARTICULO 75.- LOS USUARIOS. OBLIGACIONES. Quienes contraten servicios de Guardias Vecinales de Seguridad Privada serán considerados Usuarios del servicio y estarán obligados al cumplimiento de las siguientes pautas:
1. Contratar personal habilitado como Guardia Vecinal en los términos de esta Ley.
2. Suscribir por sí o por apoderado, ante la autoridad de aplicación el contrato de locación de servicios que como Anexo forma parte integrante de la presente Ley.
3. Informar a la Municipalidad en el plazo de CINCO (5) días el cumplimiento del servicio contratado, lugar del mismo, datos referentes al Guardia Vecinal que realizará la prestación, área vecinal cubierta por dicha prestación.
4. Informar en plazo de CINCO (5) días, a la dependencia policial jurisdiccional del servicio contratado.

ARTICULO 76.- MUNICIPIOS. Los Municipios deberán llevar un Registro de Guardias Vecinales de Seguridad Privada que prestan servicios en su territorio,
y un mapa de ubicación de los mismos, con actualización de altas y bajas de estos y de los objetivos de su custodia.
Los vecinos que contraten estos servicios están obligados a informarlo al Municipio y a la autoridad policial de la jurisdicción.

ARTICULO 77.- REGIMEN DE INFRACIONES DE LOS GUARDIAS VECINALES DE SEGURIDAD PRIVADA. Las infracciones serán muy graves, graves y leves:
1. Infracciones muy graves:
a. No contar con medios de comunicación.
b. No dar aviso a la autoridad policial de hechos presuntamente delictivos o contravencionales, o de hechos o circunstancias que pongan en peligro la seguridad del vecindario donde presta sus servicios.
c. No estar habilitado, o tener la habilitación vencida.
d. Usar armas.
e. No cumplir con el deber de colaboración con las fuerzas policiales.
f. No cumplir con los principios rectores de la actividad contenidos en el Artículo 3 de la presente Ley.
g. No portar la credencial.

2. Infracciones graves:
a. No cumplir con el horario establecido en el contrato.
b. Realizar tareas que no sean la específicas de seguridad y vigilancia durante su horario.
c. Ausentarse de su Guardia sin notificar a los usuarios
d. No cumplir con el monotributo.
e. Tres infracciones graves comprobadas durante un año constituirán una infracción muy grave.

3. Infracciones leves:
a. No exhibir la credencial en forma visible en su vestimenta.
b. No poner la debida diligencia en el cumplimiento de su deber de vigilancia.
c. Tres infracciones leves comprobadas durante un año constituirán una infracción grave.

ARTICULO 78.- REGIMEN DE SANCIONES A LOS GUARDIAS VECINALES DE SEGURIDAD PRIVADA.
1. Muy graves: Inhabilitación de uno (1) a diez (10) años para ejercer la actividad tanto en forma independiente como en relación de dependencia, y/o multa que será equivalente a 10 salarios de Guardia Vecinal de Seguridad Privada.
2. Graves: suspensión de la actividad de quince (15) a sesenta (60) días que graduará la autoridad de aplicación y/o multa que no podrá exceder del monto de cinco (5) sueldos.
3. Leves: suspensión de la actividad de tres (3) a quince (15) días.

La suspensión implica en todos los casos el descuento proporcional del precio convenido en el contrato, conforme se incluye en el contrato del Anexo I de la presente Ley.

ARTICULO 79.- RESPONSABILIDAD DE LOS USUARIOS. Los usuarios serán solidariamente responsables con el Guardia Vecinal de Seguridad Privada contratado por ellos por daños causados a terceros como consecuencia de la actividad que este desarrolla.

ARTICULO 80.- REGIMEN DE INFRACCIONES DE LOS USUARIOS.
1. Muy graves:
a. No solicitar la autorización de la Superintendencia de Servicios de Seguridad Privada y mantener un servicio informal.
b. Utilizar personal que no cuente con habilitación de la autoridad de aplicación.
c. Permitir y facilitar que el Guardia Vecinal de Seguridad Privada porte armas.
d. No brindar al Guardia Vecinal los medios idóneos y las condiciones adecuadas para establecer las comunicaciones necesarias a fin de cumplir con el servicio ante una emergencia tanto con las fuerzas policiales o con los usuarios.
2. Graves:
a. No informar a la Autoridad de Aplicación las modificaciones que pudieran producirse durante la vigencia del contrato.
3. Leves:
a. Obligar al Guardia Vecinal de Seguridad Privada a realizar tareas que excedan las de seguridad y vigilancia.
b. Tres infracciones leves durante un año constituirán una infracción grave.

ARTICULO 81.- SANCIONES A LOS USUARIOS. Las sanciones a los usuarios serán multas cuyo monto estará determinado por la Autoridad de Aplicación. Se aplicarán individualmente a cada usuario en cada caso según la gravedad de la situación planteada y que oscilarán entre dos (2) a diez (10) pagos mensuales de Guardias Vecinales de Seguridad Privada.


 

CAPITULO XII
SUPERINTENDENCIA DE SERVICIOS DE SEGURIDAD PRIVADA

ARTICULO 82.- CREACIóN. Créase la Superintendencia de los Servicios de Seguridad Privada, con dependencia orgánico – funcional del Ministro de Seguridad y autarquía económico-financiera. Su patrimonio estará constituido con los bienes que se le transfieran y los que adquiera en el futuro por cualquier título. Se regirá por las disposiciones de la presente Ley.

ARTICULO 83.- La Superintendencia de los Servicios de Seguridad Privada poseerá plena capacidad jurídica a los efectos de esta Ley para cumplir sus funciones y ejercer sus facultades.

ARTICULO 84.- FUNCIONES Y FACULTADES. La Superintendencia de Servicios de Seguridad Privada tendrá las siguientes funciones y facultades:
1. Habilitar, registrar, controlar, fiscalizar y sancionar a los prestadores y usuarios de los servicios de seguridad privada.
2. Ejercer las demás funciones que la Ley asigna a la Autoridad de Aplicación.
3. Adoptar las medidas internas para su funcionamiento, de conformidad con la presente Ley y su reglamentación.
4. Elaborar y proponer los reglamentos a los cuales deberán ajustarse los prestadores de los servicios de seguridad privada y su personal.
5. Elaborar y proponer al Ministro de Seguridad los actos administrativos de carácter general en los casos previstos por esta Ley, su reglamentación y disposiciones complementarias que sean necesarias para su aplicación.
6. Adoptar las disposiciones necesarias para hacer efectiva la fiscalización respecto de cada prestador de servicios de seguridad privada, en la forma y por los medios que estime procedentes.
7. Asesorar al Ministro de Seguridad en las materias relacionadas con los servicios de la seguridad privada.
8. Determinar las bases y condiciones de selección para el otorgamiento de habilitación de los servicios de seguridad privada, de conformidad con la presente Ley y su reglamentación.
9. Organizar y aplicar el régimen de audiencias públicas.
10. Promover ante los tribunales competentes, las acciones civiles o penales que tiendan a asegurar el cumplimiento de sus funciones, de los fines de esta Ley y de su reglamentación.
11. Aplicar las sanciones previstas en esta Ley, su reglamentación y disposiciones complementarias.
12. Requerir de los prestadores del servicio de seguridad privada los documentos e informaciones necesarios para verificar el cumplimiento de esta Ley, su reglamentación y sus disposiciones complementarias.
13. Realizar inspecciones con adecuado respeto de la confidencialidad de información de acuerdo a lo que se disponga reglamentariamente.
14. Establecer los requisitos formales que deben cumplir los contratos que los prestadores celebren con los particulares.
15. Publicar información, siempre que con ello no perjudique indebidamente los derechos de terceros y asegurar la publicidad de las decisiones que adopte incluyendo los antecedentes sobre los que fueron adoptadas las mismas.
16. Efectuar una calificación anual de las prestadoras, en función del cumplimiento de la normativa vigente sobre el servicio de seguridad privada que sea de acceso público y gratuito.
17. Someter al Ministro de Seguridad un informe anual sobre las actividades, sugerencias y medidas a adoptar en beneficio del interés público y de los usuarios.
18. Delegar en sus funcionarios las atribuciones que considere adecuadas para la eficiente y económica aplicación de la presente Ley.
19. Establecer, cuando sea necesario, Delegaciones en la jurisdicción de las Departamentales de Seguridad establecidas en el Anexo de la Ley 13482.
20. Proponer al Ministro Secretario de Seguridad el nombramiento, contratación, separación y sanción de su personal.
21. Tener a su cargo el Registro de Empresas prestadoras de Servicios de Seguridad Privada, que contendrá toda la información que exige la presente ley o cualquier otra que disponga la Superintendencia. Para ello, se podrán crear los registros independientes que se estimen necesarios, los que deberán en todo caso estar interconectados.
22. Tener un Registro de Personas Físicas Inhabilitadas para prestar servicios de seguridad privada, además de los registros que se lleven respecto del personal habilitado.
23. Corroborar la vigencia de la licencia para portar armas en el cumplimiento del servicio de seguridad privada, más allá de las demás autorizaciones y requisitos legales que correspondan al efecto y llevar un Registro especial de personal con portación de armas y de las armas que posee cada Empresa.
24. Establecer los contenidos de los cursos de formación y capacitación para el personal de los prestadores de servicios de seguridad privada y determinar las circunstancias de lugar, duración y periodicidad de cumplimiento
25. Controlar el cumplimiento del examen psicofísico anual, del personal de los prestadores de servicios de seguridad privada el que deberá efectuarse ante las entidades de salud que designe.
26. Informar a las Departamentales de las Policías de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires y a los Municipios, que en cada caso corresponda, las empresas de servicios de seguridad privada que realicen su actividad en cada uno de sus ámbitos territoriales, como así también los objetivos que cubran y las características del servicio, según sea con o sin armas, Jefe de Seguridad, cantidad de vigiladores y su identificación. Así como las modificaciones que se produzcan al respecto.
27. Informar a los Municipios las empresas de Control de admisión y permanencia que presten servicios en ese ámbito municipal, los lugares donde se realiza la prestación, así como el personal de las mismas que cubrirá el servicio y toda modificación al respecto.

En general realizar todo otro acto que sea necesario para el mejor cumplimiento de sus funciones y de los fines de esta ley y de su reglamentación.

Untitled Document
Unión del Personal de Seguridad de la República Argentina
Personería Gremial N° 1.332
Delegación Central: Tucumán 3689 - Capital Federal - (C1189AAS) - Tel: 4959-6500
Copyright © 2003, 2004, 2005 U.P.S.R.A